lundi 11 septembre 2006

Mitterrand

Una de las desventajas de las nuevas tecnologías es la necesidad de cambiar (casi) continuamente de formatos. El cambio más profundo que se ha producido en los últimos años ha sido el paso de lo analógico a lo digital. Este cambio implica revisar todo el material que uno tiene e intentar rescatar para la nueva tecnología aquellos documentos que merezcan la pena.

He estado repasando mis antiguas cintas de audio y vídeo VHS para tratar de recuperar algunos de ellos. He llegado a la conclusión de que es imposible rescatarlos todos: demasiado tiempo y esfuerzo. Os podéis imaginar la cantidad de cintas de audio y de vídeo que un profesor de idiomas puede ir acumulando a lo largo de treinta años de trabajo. Muchos contienen documentos que merecen la pena desde el punto de vista pedagógico y que es necesario rescatar para la nueva tecnología. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, estos documentos, tal vez no ahora pero sí dentro de muy poco, acabarán en la basura.


Quiero mostraros hoy uno de los que he salvado: un video-clip de poco más de un minuto que utilizó François Mitterrand para su campaña presidencial del año 1.988. No se trata aquí de entrar a valorar al personaje sino el documento: una extraordinaria recopilación de imágenes que retrata la historia cultural de Francia de 1.789 a 1.988. ¿Qué acontecimientos, personajes, momentos de la historia de Francia eres capaz de reconocer y retener?





1 commentaire:

Alejandro Valero a dit…

Desde la Revolucióm francesa, todos esos personajes históricos que aparecen aquí: políticos, pintores, escritores, deportistas, y muchos más, representan la grandeza cultural de Francia y, por extensión, de Europa. Al verlos así todos juntos, me da la sensación de que ese tiempo ya ha pasado, en el sentido de que la cultura ha sido sustituida por las tecnologías, para bien o para mal. Ya no existe el mundo de los intelectuales; ahora imperan los gurús relacionados con las tecnologías. Pero es que las nuevas tecnologías son ahora la nueva cultura, la que cuenta. Ésa es la sensación que tengo al ver esta sucesión de imágenes en un blog.